Arte Japón

Normas y creatividad: los carteles del transporte público tokiota

—A la primera estación a la que llegué fu a Shinjuku, que es la más transitada del mundo. Imagínate, más de tres millones de personas pasan por ahí a diario.
—Oye, ¿y no te agobias en Tokio con tanta gente? Tiene que ser un lío usar el metro o el tren, que lo he visto en la tele.

—Pues la verdad es que no. A ver, es cierto que hay una corriente constante de personas, sobre todo en las estaciones más importantes y en hora punta, pero solo hay que dejarse llevar un poco por el ritmo de la gente, ya sabes, donde fueres haz lo que vieres. Los japoneses suelen ser bastante organizados y eso se nota en el transporte público.
—¿Es verdad que no se puede hablar por el móvil dentro del vagón? Se pasan un poco, ¿no?
—Por poder puedes, de hecho, yo he visto a japoneses hacerlo, aunque muy poco en proporción a la cantidad de gente que usa el transporte público. A mí me parece bien, imagínate que se pone todo el mundo a hablar por el móvil.

Tokio es la ciudad más poblada si contamos su área metropolitana. 38 millones de personas, de las cuales muchas usan el transporte público para ir a trabajar, a estudiar o simplemente para salir a divertirse. Se estima que el tren y el metro lo usan más del 50 % de los estudiantes y casi el 50 % de los trabajadores. Con estas cifras es normal pensar que usar el transporte público en Japón puede resultar muy estresante, y no vamos a engañarnos, claro que lo es en ciertas líneas y a ciertas horas, pero al menos la armonía social que persigue la sociedad japonesa (wa) ayuda a que el estrés disminuya. No, a todo el mundo no le importa la armonía social y hay muchas personas que siguen sus propias reglas, pero en comparación con otras sociedades este número es más reducido.
Con la idea de mantener un orden y de que todo fluyese más, el Metro de Tokio inició en 1974 una campaña sobre etiqueta en sus líneas. Estas campañas son anuales (de abril a marzo según el año fiscal japonés) y sacan doce carteles diferentes, uno por mes, aconsejando a los pasajeros sobre cómo comportarse dentro del metro y en las propias estaciones.

Hideya Kawakita

Kawakita fue el encargado de dibujar el plano del metro de Tokio en 1972, a día de hoy el mapa se ha ampliado porque hay nuevas líneas y estaciones, pero siempre tomando como referencia el original.

hideya kawakita metro map

Pero su obra en el Metro de Tokio no se limitó al mapa, desde 1974 hasta 1982 Kawakita vistió las paredes y los trenes del metro con personajes famosos, la mayoría occidentales, que de forma cómica les decían a los pasajeros cómo comportarse cuando usaban este medio de transporte.

Jesús con los paraguas de los apóstoles para advertir a la gente de que no se le olvidase el paraguas en el tren y Superman sufriendo un pequeño accidente para que no tirasen chicles al suelo.

        

John Wayne en la portada de la TIME avisa que te apagará el cigarro de un tiro si fumas durante las horas en la que está prohibido hacerlo en el andén, las horas puntas, y una parodia de El gran dictador donde Hitler se está marcando lo que hoy conocemos como un manspreading mientras Chaplin lo mira casi de soslayo con una mirada llena de reproche.

   

Por supuesto también se podían encontrar carteles con personajes de la cultura japonesa. En este figuraban tres kaiju que cualquiera teme encontrarse a la hora de subirse a un vagón: Asshii, el típico que cruza la pierna ocupando más espacio del necesario, Nesshii (aquí jugaron con Nessie y el verbo «dormir» en japonés: neru), el que se queda dormido, y Shinbunshii, el monstruo que lee el periódico como si estuviese solo en el sofá de su casa.

Vintage Japanese train manner poster --

Aquí vemos como Doraemon le dice a los que se han tomado unas cuantas copas de más en Navidad que esperen a dormir en su casa y dos luchadores de sumo les recuerdan a los pasajeros que deben mantenerse detrás de la línea blanca hasta que el tren llegue.

Vintage Japanese train manner poster --   Vintage Japanese train manner poster --

Bunpei Yorifuji

Los carteles de 2008 en concreto tuvieron una especial acogida, tal es así que estuvieron más del tiempo usual y el encargado de los de 2010 fue el mismo artista: Bunpei Yorifuji. A algunos os sonará este nombre porque la editorial Blackie Books publicó este año su libro Rakugaki, un manual muy original para aprender a dibujar.

Resultado de imagen de Rakugaki amazon

Los carteles de Yorifuji para el metro de Tokio no se basaban en prohibiciones como los de otros años, ya que según el autor no quería enviar un mensaje negativo a los pasajeros, por eso no vemos el verbo en negativo ni en japonés ni en inglés. En vez de eso, Yorifuji nos invita a que hagamos eso en los lugares apropiados.
Al típico salaryman que se ha bebido unas cuantas cervezas de más al salir del trabajo le recomienda que lo haga en su casa al igual que desaconseja escuchar música a todo volumen.

                

Los carteles de 2010 contenían siempre la frase «por favor, hágalo otra vez» acompañando a una secuencia de viñetas en las que la persona que está haciendo algo no apropiado se da cuenta de su error y lo corrige. También hay carteles que indican normas de comportamiento en toda la zona de la estación.

             

Si nos fijamos veremos que el sufridor de todos estos comportamientos poco cívicos es un hombre con gafas. Esto no es casualidad, Yorifuji dijo en una entrevista que su intención era que las personas se imaginaran qué le pasaba por la mente al señor de gafas, ya que la mayoría de las veces las personas no muestran su malestar ante este tipo de situaciones y las gafas actúan como esa barrera entre lo que la persona muestra y lo que realmente está pensando. El éxito de estos carteles fue tal que hasta otros artistas los parodiaron.

Ukiyo-e también en el tren

La compañía de trenes Seibu, con varias líneas que recorre el noroeste de Tokio, en 2016 tuvo la original idea de hacer unos carteles con normas de comportamiento al más puro estilo uyiko-e. En ellos vemos a japoneses del periodo Edo saltar en el tiempo y presentarse en vagones de tren formando parte de escenas bastante cómicas y algunas incluso grotescas.

Viajar a Tokio supone esto, encontrarte con arte y una originalidad desbordante en sitios inesperados, porque ya que hay que ponerse serio al menos que sea de una forma creativa. Muchas veces estos carteles se dirigen especialmente a los turistas porque no están acostumbrados a tanta etiqueta en los medios de transporte de sus países, como los carteles de este año del Metro de Tokio.

Resultado de imagen de metro tokyo manners posters

Con las Olimpiadas de Tokio a la vuelta de la esquina seguramente esto sea un adelanto de un intento de educar al gran número de extranjeros que acudirán a Tokio en 2020. ¿Con qué originales carteles nos sorprenderán?

Imagen relacionada

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s