Cine

One From The Heart: El Coppola menos taquillero

Cada director de cine tiene su película «estrella», esa con la que ha tocado la gloria y que le ha hecho ganar muchísimo dinero.  En la caso de Francis Ford Coppola (Premio Princesa de Asturias de las Artes de 2015) se trató de una trilogía, hablo por supuesto de El Padrino.  Pero dentro de la filmografía de Coppola hay algunas películas que han pasado bastante desapercibidas de forma muy injusta a mi parecer, sobre todo, One From The Heart (1982), un musical muy peculiar que dirigió y coescribió.

one from the heart

En España nos la dieron a conocer como Corazonada, una vez más un título poco adecuado y que puede confundir al espectador creándole unas expectativas erróneas de la película. Había que tener en cuenta también que el título de la película es a su vez el nombre del tema principal de su banda sonora, compuesta por Tom Waits e interpretada también por él mismo y Crystal Gayle. La música de este largometraje fue lo único que despuntó en su día ya que incluso estuvo nominada a los Óscar.

La letra de las canciones acompañan y apoyan durante toda la película la historia de los protagonistas, una pareja que sufre una crisis el día de su aniversario. Las voces de Tom Waits y Crystal Gayle nos transmiten unos pensamientos e inquietudes que bien podrían pertenecer a los propios protagonistas, Hank y Frannie, consiguiendo así una conjunción entre imagen y música perfectamente armoniosa.

Todo tiene lugar un 4 de julio en Las Vegas, o más bien una recreación de la ciudad del pecado, ya que toda la película se grabó en un estudio. Esto supuso un gran incremento del presupuesto que un principio tenían pensado gastar (2 millones de dólares), llegando hasta los 25 millones. La película fue un fracaso en taquilla, por lo que no se pudo recuperar todo el dinero invertido ni de cerca. Coppola ha asegurado posteriormente que la recaudación de las películas que dirigió posteriormente durante los 80 y los 90 fue destinada a pagar las deudas de One From The Heart.

onefrom

Estos escenarios falsos consiguen que toda la película adquiera un tono de teatralidad único. Coppola juega con las luces como si de una obra de teatro se tratase. Estas sombras y luces, esta artificiosidad que es toda la película, podría haber resultado un fracaso estético en las manos de otro director, pero Coppola consigue darle una textura muy particular. Y aunque el ojo del espectador es perfectamente capaz de captar la irrealidad de los escenarios, no resultan desagradables de contemplar. Desde el inicio de la película se juega con escenarios artificiales, tanto que los carteles de los hoteles más famosos de Las Vegas que aparecen en los títulos de crédito no son más que una copia en miniatura:

vegas-strip-big

La historia puede resultar muy común y parecida a cualquier otra historia de amor, pero ese ambiente, los escenarios, la música y una maravillosa fotografía es lo que hace que esta película no sea una más del montón. Puede que fuese una propuesta demasiado arriesgada, sobre todo después de éxitos taquilleros como El Padrino y Apocalypse Now. Una película no apta para todos los públicos.

Además de las actuaciones de Frederic Forrest y Teri Garr, destaca la del polifacético Raúl Juliá. Se empeñaron en que el pobre siempre bailara esos tangos con tintes de pasodoble. Como ocurrió posteriomente en Tango BarMack The KnifeLa Familia Addams 2. El tango de One From The Heart también está un poco españolizado porque gritan unos «olé» que no sabemos muy bien qué pintan ahí.

Parece que sea el precursor del tango que baila el matrimonio Addams, con Morticia tocando unas almejas a modo de castañuelas y Gómez haciendo unos pases con capote que ni Manolete. Ese gusto de los estadounidenses por juntar varias culturas en una merece una entrada aparte.

Aparece también una joven Nastassja Kinski dos años antes de rodar Paris, Texas (Wim Wenders, 1984).

One_from_the_Heart

Todos estos elementos nos guían a través de la película si nos dejamos llevar por su ritmo y acompañamos a ambos protagonistas en su búsqueda interior por descubrir qué es lo que realmente sienten y desean.  One From The Heart es una de las películas de Coppola que menos se supo valorar en su día pero que hoy es imprescindible para todo aquel que ame el cine poco convencional. Y además, con Tom Waits, ¿qué más se puede pedir?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s